El juicio de Johnny Depp contra Amber Heard sigue dando de que hablar, y es que luego de un receso de una semana, este lunes regresaron al estrado para contar las versiones que cada uno vivió mientras estaban juntos.

Algo que ha llamado la atención de las personas de todo el mundo es que a Amber le está costando trabajo ser coherente con la secuencia de los hechos que vivió, y una prueba de ello es que se equivoca en las fechas y además no ha mostrado pruebas físicas que corroboren su versión de los hechos.

Relacionado a lo anterior, y como recordarás, hace dos semanas, en una de sus declaraciones Depp aseguró que había encontrado en su cama heces fecales de Heard.

Y ahora que fue su turno para hablar en el estrado, la actriz no perdió la oportunidad de dar una explicación “lógica” ante los hechos que contó Johnny.

De acuerdo con lo que dijo la actriz en el estrado, las heces habrían sido producto de su perro, el cual había tenido antecedentes de problemas intestinales desde que ingirió accidentalmente marihuana del interprete de Jack Sparrow.

Además, confesó que en su momento pensó que Johnny no estaba hablando en serio cuando la confrontó acerca de lo ocurrido.

“En primer lugar, no creo que sea divertido. Acababa de ser atacada por mi violento esposo de quien estaba desesperadamente enamorada. No estaba de humor para bromas. Mi vida se estaba desmoronando”, señaló Amber.

“Boo había comido la hierba de Johnny cuando era un cachorro y tuvo problemas de control intestinal durante toda su vida”, aseguró.

“Nuestro matrimonio había terminado y se estaba desmoronando frente a nuestros ojos, no nos habíamos visto en más de un mes y su madre acababa de fallecer. No podía creer que quisiera hablar sobre heces“, añadió.

El actor había asegurado que la estrella de ‘Aquaman’ “trató de echarle la culpa a los perros”, pero él era incapaz de creer que los excrementos que se mostraron por medio de fotografías en el tribunal pudieran pertenecer a sus mascotas, que eran canes de raza pequeña.

“Viví con esos perros durante muchos años. Eso no provenía de un perro. Es simplemente imposible”, afirmó con convicción.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here